Núcleos narrativos


Existe un recurso muy cómodo y fácil de utilizar para el escritor: los Núcleos narrativos.

Los núcleos narrativos son los que desarrollan la historia de forma organizada y progresiva. Son elementos, dentro de un relato, que no pueden ser suprimidos sin causar una ruptura en la ilación. Podría asimilárselos como los eslabones en una cadena de acontecimientos.

Los personajes del texto serán los sujetos en torno a los que giran los núcleos narrativos. Entre ambos “unifican la acción” (lo que sucede y a quién le sucede) y forman la estructura narrativa.

Ejemplo de secuencia de núcleos narrativos.

El personaje:
1.    Compra un objeto
2.    El objeto le crea problemas
3.    No puede desprenderse de él

Analizando los núcleos narrativos como eslabones en los que se estructura la narración, descubrimos los elementos “imprescindibles” y los elementos “accesorios”, las repeticiones o la falta de ellas.
Pueden montarse historias paralelas (distractoras o no) y desarrollarlas sólo en algunos de los núcleos narrativos.

P. Ej:
Las telenovelas suelen presentar distintos núcleos narrativos (unos dramáticos, otros con una vis cómica o romántica, etc.), con una historia central y otras periféricas que se conectan entre sí y con la primera mediante la interacción de los personajes.

A la hora de corregir, los núcleos narrativos son una excelente herramienta para el escritor.



© Marcelo Choren